¿Cómo prevenir la artrosis de cadera?


Nuestras articulaciones cuentan con un recubrimiento -el cartílago- que permite su movilidad, amortiguando y protegiendo los extremos de los huesos que las componen. Cuando este tejido se desgasta, se produce la patología que conocemos como artrosis. Esta es una enfermedad bastante común, particularmente cuando afecta a la cadera.

La artrosis de cadera es provocada por el desgaste del tejido que recubre el fémur y la pelvis, los huesos que componen esta articulación. Este tejido, conocido como cartílago, es una capa de tejido blando que recubre la superficie de esta unión ósea, facilitando su movilidad. Al desgastarse se produce un roce que evoluciona en la deformación de los extremos óseos. Esto ocasiona dolor y limita el movimiento.

Las causas de la artrosis de cadera son múltiples y varias de ellas suelen presentarse al mismo tiempo, por lo que las posibilidades de desarrollar la enfermedad son altas. Algunas de estas causas son:

 

  • Envejecimiento: el desgaste natural de la articulación producto de su uso, sumado a la menor capacidad de recuperación de los tejidos durante la tercera edad, son factores de riesgo
  • Herencia: existencia de una predisposición hereditaria a desarrollar este problema, que afecta con más frecuencia a las mujeres
  • Obesidad: debido al exceso de peso que tiene que soportar la articulación, el cartílago se debilita de manera importante, tanto en la cadera como en las rodillas
  • Trastornos por sobrecarga: cuando la forma de la articulación o de una extremidad no es la normal – cuando una pierna es más larga que la otra, por ejemplo- se produce un desgaste mayor en toda la articulación o en la parte de ella que soporta mayor peso o realiza mayor trabajo
  • Lesiones locales: cuando existen fracturas, golpes importantes o inflamaciones de cualquier causa en una articulación, el cartílago tiene predisposición a desgastarse mucho más rápido
  • Uso excesivo de la articulación: no tomar medidas de prevención para cuidar la cadera, puede derivar en el desarrollo de artrosis temprana. Este fenómeno también afecta otras áreas del cuerpo, por ejemplo, el codo de quienes trabajan con martillos neumáticos o las rodillas de los futbolistas

¿Cómo identificar la artrosis de cadera?

Los síntomas de la artrosis de cadera comienzan de forma lenta, haciendo que muchas veces pasemos por alto estas molestias, por lo que la progresión de la enfermedad avanza silenciosamente. Algunos de los síntomas de alerta son:

  • Incomodidad y rigidez en la ingle
  • Dolor en la ingle y en la región interna del muslo
  • Si la artrosis es importante puede haber dolor nocturno o dificultad para flexionar las piernas
  • Los músculos que rodean la articulación se atrofian
  • Aparición de contracturas musculares, producidas por deformaciones óseas
  • Alteración de la movilidad normal de la articulación

¿Cómo tratar la artrosis de cadera?

La artrosis de cadera no tiene cura, pero existen diversos tratamientos disponibles que ayudan a controlar los síntomas, detener el avance de la enfermedad y manejar el dolor. Estos planes de tratamiento deben ser personalizados de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada paciente, considerando sus síntomas y el avance de la patología. A nivel general, el tratamiento incluye:

  • Uso de antiinflamatorios de acuerdo con indicaciones médicas
  • Dormir lo suficiente cada noche
  • Tratar de perder peso, ya que quienes sufren de sobrepeso tienen un 25% de riesgo de desarrollar esta enfermedad, mientras que en personas obesas la probabilidad sube a un 39%
  • Terapia física que se especialice en el rango de movimiento y ejercicios de fortalecimiento
  • Terapia ocupacional con dispositivos de asistencia y protección de las articulaciones
  • Educación del paciente
  • Programas de ejercicios acuáticos

Para los casos más graves de artrosis de cadera existe otra opción: la cirugía. Pero es importante destacar que esta debe ser considerada como un último recurso de tratamiento. Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

  • Artroscopia: permite comprobar la condición del cartílago articular, reparar o retirar trozos del cartílago dañado, entre otras medidas
  • Osteotomía: se modifican los huesos, realineando los ángulos de la articulación de la cadera
  • Prótesis de cadera: se reemplaza la articulación implantando nuevos componentes femorales y acetabulares

¿Cómo prevenir la artrosis de cadera?

Es difícil prevenir la aparición de la artrosis de cadera, dado que en la mayoría de los casos se desconocen las causas exactas que producen la enfermedad y los factores de riesgo como antecedentes familiares, sexo y predisposición genética no son modificables.

Lo que sí es posible hacer es detectar de forma temprana la enfermedad. Luego, es importante preocuparse de tener una correcta indicación de fármacos y un régimen de vida sano, para controlar mejor la artrosis y evitar su rápida progresión.

Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by